Hoy publico en ABC una tribuna, inspirada por el reciente viaje a Colombia:

«La huella española aparecerá con hermosa insistencia en el Caribe, allí donde el hombre occidental –desde los primeros avistamientos– quiso proyectar un paraíso de «suaves playas de criollas / con faldas rojas y pañuelos blancos». (…) A imagen de una bajamar que dejara al descubierto nuevos pecios, en efecto, el fin del dominio español no iba a ser el fin de la impronta española, y todavía fumamos cigarros de nombre valenciano, bebemos rones de ascendencia catalana o podemos viajar de mar a mar con platos de estirpe canaria o castellana o unas habaneras en cuya genética maridan la península y el trópico». Se puede leer aquí.

Ignacio Peyró